miércoles, 15 de diciembre de 2010

EL ÁRBOL DE NAVIDAD...

Te voy a contar por qué se pone el árbol de Navidad en estas fiestas tan preciosas.
Cuando nació el Niño Jesús, los án­geles fueron a anunciarlo a unos pas­tores que guardaban sus ovejas cerca de Belén, y éstos se pusieron en camino para ir a adorarle y llevarle algún presente.
Muy próximo había un bosque y tambien se enteraron del gran aconteci­miento. Se reunieron todo sus moradores y acordaron que ellos también irían a adorar al Niño Jesús y le obsequiarían, como los pastores.
Los animalitos que producían algo le regalarían sus pro­ductos : lana, leche, miel... Los que no, le llevarían las flores y los frutos de las plantas y de los árboles. Todos es­taban muy contentos al poder demostrar al Niño Jesús su gran cariño, menos el abeto, que era el árbol más grande y hermoso del bosque.
Estaba triste porque ni podía ir, ni dar ningún fruto para que lo llevaran...
Pero como el amor despierta el ingenio, le vino una idea. Ya sé lo que haré, llamaré a los enanitos y les diré que me corten y me hagan trocitos. Así me lle­varán al Portal donde está el Niño Jesús, me quemaré y le daré calor. Ahora, yo también estoy contento.
Todo el bosque se enteró de la de­cisión del abeto, y el Niño Jesús tam­bién, que llamó a los ángeles para que fueran al bosque y adornaran el abeto con luces y guirnaldas y muchos rega­los para que obsequiara de su parte a todos los amiguitos del bosque.
¿Te ha gustado?¿Ves lo bonita que es la Navidad?
Por eso, pongamos en nuestras casas el Belén donde también nosotros adoramos al Niño Jesús, y el árbol, que nos recuerdará la alegría que da ser ge­nerosos .

No hay comentarios:

GRACIAS POR TU VISITA... TUS COMENTARIOS NOS ENRIQUECEN